¿Cómo afecta tu estado civil en la solicitud del crédito hipotecario?

¿Cómo afecta tu estado civil en la solicitud del crédito hipotecario?

El amor y el dinero van de la mano. Al menos en el mundo inmobiliario es fundamental. Si eres  solter@, casad@, divorciad@, o estás en esa etapa de definición, eso podría generar algún impacto positivo o negativo cuando haces la solicitud del crédito hipotecario.

 

Pensando en ti, y en el futuro de tu relación, te explicamos cómo tu estado civil puede influir en la solicitud del crédito hipotecario.

 

¿Cómo afecta tu estado civil en la solicitud del crédito hipotecario?
El amor y el dinero van de la mano. Al menos en el mundo inmobiliario es fundamental.

1-Soltería divino tesoro

Estar solo significa que eres libre de tomar tus decisiones. Esto incluye la opción de financiar una casa cuando lo desees. No temas. Si eres soltero, el banco no te lo reprochará. Ellos no son doctores corazones para obligarte a que te cases.

 

Sin embargo, tu soledad podría jugar en contra al momento de justificar tu ingreso familiar. Quizás solo tu sueldo no logre darle al banco la tranquilidad de que puedes asumir el costo del crédito.

 

La única manera de que esto sea posible, es que tu sueldo sea lo suficientemente alto y que no registres deudas elevadas que puedan empañar tu solicitud del crédito hipotecario.

 

Una opción para los solteros es conseguir un co-deudor. Eso evitaría que el banco considere que no estás apto para asumir esta responsabilidad financiera. Un respaldo le permitiría a la institución tener la garantía de que si tú no llegas a cumplir, otro lo hará por ti.

 

¿Cómo afecta tu estado civil en la solicitud del crédito hipotecario?
No tienes que estar casado para pedir un crédito hipotecario.

2-Atrapado en un compromiso

En la etapa de compromiso, siempre es importante planificar el nuevo hogar

 

No tienes que estar casado para pedir un crédito hipotecario. Pero es evidente que esta decisión debes consultarla con tu futura esposa o esposo para saber si están listos para asumir esta responsabilidad.

 

Recuerda que si los hacen la solicitud del crédito hipotecario y ambos aparecen como propietario luego de la compra, al momento de una posible ruptura tendrán que dividir el bien en partes iguales. Pero no hagamos pronósticos tan catastróficos.

 

Sin embargo, puede suceder que el banco solo tome en cuenta a uno de los dos, en vista de que no están casados. La otra opción sería que su pareja se presente como un co-deudor, aunque eso deberán definirlo en función a quién tenga mayor ingreso.

 

¿Cómo afecta tu estado civil en la solicitud del crédito hipotecario?
El estar casado no significa que siempre tendrás éxito con el banco.

 

3-Sí, acepto.

El estar casado no significa que siempre tendrás éxito con el banco. Seguramente puede hacer que el proceso sea un poco más fácil, y les podría ayudar a calificar para el préstamo, si ambos trabajan y tienen buenos ingresos.

 

También ayuda a mejorar su relación deuda-ingreso porque entre ambos podrían repartirse las cargas para hacerlas más manejables. No obstante, recuerda que el crédito será otorgado en función al desempeño financiero que hayas tenido durante tu vida.

 

Si tu pareja o tú no tienen muchos ingresos o una mal puntuación crediticia, puede ser que sea difícil conseguir aprobación de la solicitud del crédito hipotecario.

 

Como matrimonio, pueden elegir si desean aplicar para una hipoteca conjunta o mantener el préstamo a nombre de uno de los dos. Esa flexibilidad le permite explorar una variedad de opciones que otro estado civil no puede permitirte.

 

¿Cómo afecta tu estado civil en la solicitud del crédito hipotecario?
Es posible que te dediques a compartir todo dentro del matrimonio. Pero si tu pareja tiene mala puntuación crediticia, es mejor dejarlo fuera de la petición.

4-Tu cónyuge tiene mal crédito

Es posible que te dediques  a compartir todo dentro del matrimonio. Pero si tu pareja tiene mala puntuación crediticia, es mejor dejarlo fuera de la petición.

Cuando solicitas un préstamo, el banco evaluará a los dos de forma conjunta. Si tú o tu pareja tuvieron un mal desempeño, puede ser que se rechace la solicitud del crédito hipotecario.

En esos casos, es preferible que evalúes una casa menos costosa que le permita a alguno de los dos cubrir con su sueldo o que ahorres una cantidad importante para pagar la inicial, y así tu solicitud de financiamiento sea más baja.

 

¿Cómo afecta tu estado civil en la solicitud del crédito hipotecario?
Esa maniobra podría ser tratar de vivir bajo el mismo techo durante un tiempo hasta que la propiedad puede ser vendida.

5-El amargo divorcio

Salir de un proceso de divorcio puede afectar tu rendimiento para calificar para una hipoteca. Dividir el patrimonio conyugal puede dañar a ambos. Es importante trabajar con sus abogados para crear una estrategia que evite esta tragedia.

Esa maniobra podría ser tratar de vivir bajo el mismo techo durante un tiempo hasta que la propiedad puede ser vendida.

No olvides cancelar toda la deuda, eso te permitirá solicitar más adelante un nuevo préstamo. A veces el banco se niega a aprobar una segunda hipoteca, si no se ha terminado de pagar la primera.

Esto es muy relativo porque dependerá de tu nivel de ingreso y qué tan complicado quedaste después de la separación.

 

¿Cómo afecta tu estado civil en la solicitud del crédito hipotecario?
Si solicitas uno nuevo, quizás volvemos al apartado uno de esta publicación. Necesitarás justificar un buen ingreso.

6-Enviudaste

El banco quiere saber cómo tus ingresos se proyectarán en el futuro. Por lo general, si ya tenías un crédito, el banco aspira que lo sigas pagando.

Si solicitas uno nuevo, quizás volvemos al apartado uno de esta publicación. Necesitarás justificar un buen ingreso.

Es así como tu estado civil puede desempeñar un papel decisivo en tu vida financiera. Es importante que siempre tomes en cuenta tu situación sentimental, para tener certeza de que paso darás.