No caigas en una trampa a la hora de comprar una casa

No caigas en una trampa a la hora de comprar una casa

La preparación es clave a la hora de comprar una casa. Cuando estás buscando un hogar, necesitas poner en marcha un plan para evitar cometer errores porque en la gestión inmobiliaria la astucia es fundamental.

El mercado inmobiliario fluctúa con frecuencia, por lo que es difícil predecir si va a favorecer a los compradores o vendedores. Si es tu momento, y el mercado te hace un guiño, aquí te contamos lo que necesitas saber.

Hemos definido 6 errores que muchos clientes comenten a la hora de comprar una casa.

 

 

No caigas en una trampa a la hora de comprar una casa
La preparación es clave a la hora de comprar una casa.

1.No hacer su mejor oferta

Siempre intentamos comprar lo mejor, por menos dinero. Esa idea está en nuestro ADN. Por eso, cuando la mayoría de la gente ve el valor de cotización de una propiedad, es natural que se pregunten qué oferta pueden hacer para conseguirla.

Ofrecer un precio más bajo del estipulado, en algunos casos, es una estrategia perfectamente razonable. 

 

En un mercado donde la oferta de venta es baja, muchos compradores no se arriesgan a plantear una oferta fuerte y la competencia suele ser feroz. Siempre es necesario que a la hora de comprar una casa presente una oferta  que genere impacto

2.Esperar demasiado tiempo para presentar una oferta

Así como comprar una casa es arriesgado, esperar que el precio baje también lo es. Cuando se aguanta mucho tiempo, corres el riesgo de perderla.

Una vez que hayas determinado cuál quieres y que se adapte a tus condiciones económicas, haz la oferta. Para que sea efectiva, debes tener en orden tus finanzas y el pago inicial. Sólo así harás que el proceso sea más rápido.

3.No trabajar con un agente experimentado

Si  tienes un agente experimentado de tu lado, es probable que tengas una mejor oportunidad de conseguir la casa que desea. Además, en la mayoría de los casos, los compradores no pagan a los agentes de bienes raíces, pero los vendedores sí lo hacen.

Trabajar con un profesional de bienes raíces ahorra un montón de tiempo y disminuye el estrés a la hora de comprar una casa, porque saben los pormenores del proceso y pueden proporcionar una visión adecuada.

 

No caigas en una trampa a la hora de comprar una casa
En un mercado donde la oferta de venta es baja, muchos compradores no se arriesgan a plantear una oferta fuerte y la competencia suele ser feroz.

4.No contar con una pre-aprobación del crédito

Puedes saber si te aprueban un préstamo hipotecario sobre la base de los ingresos que tienes, tu relación deuda-ingreso, y el alto puntaje crediticio, pero el vendedor probablemente no sabe cuáles son tus condiciones.

La única manera de probarle  que eres un comprador calificado, es demostrarle que estás facultado por el banco. La precalificación es absolutamente primordial a la hora de comprar una casa.

Un comprador tiene cero probabilidades si no tiene el dinero para la inicial o no se ha tomado el tiempo necesario para hablar con el banco.

5.No se ha preparado para una guerra de ofertas

La guerra de ofertas podría ser inminente durante el proceso de venta. Ningún comprador quiere estar involucrado en una batalla de este tipo, por temor a ir por encima del presupuesto que tiene estipulado.

6.No aprender de sus errores

Es fácil sentirse frustrado si tus ofertas son rechazadas una y otra vez. No sientas vergüenza. Haz una evaluación de tu última transacción para saber en qué punto cometiste el error y así puedas enmendarlo para la próxima. A la hora de comprar una casa, el ánimo es lo último que se pierde.