Los peligros que podría enfrentar un arrendatario

Los peligros que podría enfrentar un arrendatario

El mejor gestor inmobiliario es aquel que actúa con cautela al momento de llevar adelante este proceso. Es alguien que conoce los peligros que podría enfrentar un arrendatario.

En este proceso siempre encontrarás propietarios que intentarán aprovecharse de tu buena voluntad o incluso estafarte. Por esa razón, aquí te presentamos algunos indicios que podrían demostrarte que el propietario que elegiste es un peligro.

 

1-Te plantea un depósito no reembolsable

 

El término “garantía no reembolsable” es uno de los peligros que podría enfrentar un arrendatario. ¿Por qué?

 

Los depósitos siempre son reembolsables, a menos que durante tu estadía en la propiedad, se registren situaciones que ameriten utilizar ese dinero para cubrir los daños.

 

2-No te suena bien el contrato de arrendamiento

Usted debe conocer y entender todo lo que está estipulado en el contrato. Si tienes alguna duda, pídele al propietario que te dé una explicación, pero con un lenguaje sencillo. Si no quedas conforme, busca asesoría con otra persona.

Recuerda: No todo lo que dice el contrato puede ser legal. Cualquier término o planteamiento que esté contra la ley, como decir que un arrendatario renuncia al derecho a demandar o que tiene que pagar los honorarios del abogado del propietario en el caso de cualquier disputa, es ilícito. Ese sería uno de los peligros que podría enfrentar un arrendatario.

 

Los peligros que podria enfrentar un arrendatario
Los depósitos siempre son reembolsables, a menos que durante tu estadía en la propiedad, se registren situaciones que ameriten utilizar ese dinero para cubrir los daños.

 

3-Es invasivo

Cuidado con el propietario que vive cerca y no puede resistir la tentación de echar un vistazo a su casa o departamento. En ningún caso, salvo los de emergencia, él pueden usar sus llaves para entrar.

 

Cuando te conviertes en su arrendatario, tiene que respetar tu privacidad. Antes de firmar, evalúa si el contrato contempla una medida que pueda atentar contra eso.

 

El propietario normalmente debe avisar con 24 horas de anticipación que necesita visitar la propiedad. Las causas más comunes para que esto ocurra son las siguientes:

 

a) Para hacer reparaciones.

b) Mostrar la vivienda a posibles compradores.

c) Realizar una inspección de rutina (generalmente anual, semestral o trimestral).

4-Aumentó el arriendo ilegalmente

El aumento de la renta no es ilegal, si se hace de la manera correcta.

Por desgracia, un propietario sin escrúpulos podría tratar de incrementarlo, violando lo acordado en el contrato. Ese es otro de los peligros que podría enfrentar un arrendatario.

Si usted tiene un acuerdo firmado, el propietario no puede ejercer esa acción hasta tanto no se cumpla el tiempo estipulado en el contrato.

 

5-Su propietario quiere vender

Los propietarios pueden vender su propiedad en cualquier momento, incluso con arrendatarios viviendo allí. Pero no te pueden echar cuando quieran.

Si están poniendo la casa o el departamento en la venta, deben avisarte con tiempo para que puedas comenzar a buscar otras opciones.

Debes revisar en el contrato si existe alguna cláusula de culminación anticipada, que le permita al propietario romper el acuerdo. Si existe, tienes que establecer condiciones mínimas para que eso pueda hacerse efectivo.

Cuéntanos, ¿Cuáles serían los otros peligros que podría enfrentar un arrendatario?