¿Por qué los millennials prefieren una casa y no un departamento?

¿Por qué los millennials prefieren una casa y no un departamento?

Una reciente encuesta realizada por la consultora Harris Poll descubrió, que el 33 por ciento de los millennials prefieren una casa principalmente porque quieren ofrecerle a su perro mayor comodidad.

Parece ser que las amistades animales de los jóvenes superaron las bodas (el 25 por ciento citó el matrimonio como su principal motivador para comprar una casa) y los niños también (sólo el 19 por ciento dijo que el nacimiento de un niño era su principal incentivo).

E incluso aquellos millennials que todavía no poseen un hogar, pero están planeando dar ese paso, también admitieron en un 42% de los casos poner a sus mascotas como un factor clave en sus decisiones de mudanza.

 

¿Por qué los millennials prefieren una casa y no un departamento?
El 33 por ciento de los casos la decisión de comprar una casa para los millennials estaba impulsada principalmente por su perro.

 

Gwen Werner, una joven de 25 años, y su esposo contaron su historia a la cadena NBC. Ellos, por ejemplo, decidieron comprar una casa en mayo para poder tener un perro sin sentirse culpables por el poco espacio y el encierro de todo el día. “Parecía inhumano tener un perro viviendo en un departamento del tercer piso sin espacio para correr”, dijo Werner. “Tenemos un perro que tiene demasiada energía para un entorno de departamento”. El deseo de dar a su perro la mejor vida posible es uno de los motivos de búsqueda que los corredores de bienes raíces encuentran con frecuencia entre su clientela de millennials.

El 33% de los millennials prefieren una casa principalmente  para ofrecerle a sus mascotas mucha comodidad.

 

“Todo el tiempo mencionan a sus perros”, dijo Lee Fowler, un agente de bienes raíces de Carolina del Norte, Estados Unidos, cuyos clientes millennials representan casi la mitad de la clientela. “Muchas veces entran a la casa, pasan a través de la cocina, luego caminan hacia el patio trasero y dicen ‘Esto funcionará perfectamente para mi perro’. O buscarán ver si hay un cercado, o si pueden hacer uno para proteger a su perro”.

 

¿Por qué los millennials prefieren una casa y no un departamento?
Los millennials tienen gustos particulares a la hora de comprar una propiedad

 

Incluso, según señalan quienes están en ese negocio, hay jóvenes que también piensan en otro tipo de amenities de lujo para sus mascotas, como, por ejemplo, un lugar para bañarlos con comodidad.

 

 

“Nuestro centro de ventas ha descubierto que los millennials están particularmente atraídos por los servicios relacionados con los perros”, indicó Marilyn Osborn Patterson, directora de marketing y asesora legal de una reconocida inmobiliaria estadounidense.”La demanda ha sido muy fuerte, así que acabamos de completar nuestro tercer parque de perros. Todos ellos incluyen vestíbulos de entrada para la seguridad, agua corriente fresca y asientos para los dueños de las mascotas. Vemos que muchas personas están instalando ‘estaciones de lavado'”.

 

Algunas inmobiliarias han tenido que contemplar un parque para perros en su catálogo de propiedades, debido a que los millennials prefieren una casa

 

Aunque puede sonar exagerado, en realidad no es tan ridículo cuando se considera que los millennials tienden a considerar a sus mascotas como miembros de la familia –incluso como hijos– más que cualquier generación anterior.

 

¿Por qué los millennials prefieren una casa y no un departamento?
Hay jóvenes que también piensan en otro tipo de amenities de lujo para sus mascotas, como, por ejemplo, un lugar para bañarlos con comodidad.

 

“Los millennials han crecido en un mundo diferente que los baby boomers y la Generación X, y ha impactado también la manera en la que ven a sus perros”, dijo Laura Schenone, autora de The Dogs of Avalon: The Race to Save Animals in Peril.

 

Los millennials prefieren una casa porque esta le brinda la posibilidad de tener un gran jardín que sirva como centro de distracción para el perro.

 

“Por un lado, esta generación es más educada que ninguna de las anteriores: el 27 por ciento de las mujeres millennials tiene una licenciatura, en comparación con el 14 por ciento de los boomers y el 20 por ciento de los de la Generación X. Hay investigaciones que demuestran que lo jóvenes que acceden a la universidad son más conscientes del medio ambiente y del mundo natural, que incluye a los animales y a sus mascotas”.

 

¿Por qué los millennials prefieren una casa y no un departamento?
Los millennials prefieren una casa porque esta le brinda la posibilidad de tener un gran jardín que sirva como centro de distracción para el perro.

 

“En los años 70, mis padres pensaban que eran buenos y responsables dueños de perros usando collares de ahorque”, dijo Schenone. “Ahora, a medida que la ciencia del comportamiento ha avanzado, sabemos que los perros responden mejor al entrenamiento positivo y al adiestramiento basado en las recompensas”.

 

Los millennials prefieren una casa porque entienden que los perros no son mascotas, sino un miembro más de la familia.

 

¿Por qué los millennials prefieren una casa y no un departamento?
Y mientras más y más millennials se están convirtiendo actualmente en padres, todavía hay unos pocos que están esperando para tener hijos, o que han decidido no tenerlos nunca.

 

¿Más barato que tener hijos?

Y mientras más y más millennials se están convirtiendo actualmente en padres, todavía hay unos pocos que están esperando para tener hijos, o que han decidido no tenerlos nunca. Y, a pesar de que el fenómeno parece ridículo, ni las más lujosas comodidades para un perro o gato se acercan al costo de criar a un bebé.

 

 

En Estados Unidos este fenómeno tiene aún más presencia porque los millennials se endeudan enormemente con las cuotas de las universidades y apuestan a recortes como no tener hijos.

“Algunos millennials dicen que están teniendo perros en lugar de niños”, dijo Schenone. “No es difícil de creer; después de todo, tienen una peor situación económica que los otros grupos generacionales a su edad, y más agobiados por los préstamos estudiantiles y la deuda. Todo el mundo necesita amor y una familia”.