Venta de casas y departamentos

Los Millennials inmobiliarios: ¿Eres uno de ellos?

Los millennials inmobiliarios son los nacidos entre 1981 y 1995. Jóvenes entre 20 y 35 años que enfrentaron su adultez con la llegada del nuevo milenio. Son, en teoría, producto de la prosperidad económica antes de la crisis financiera de 2008.

En Latinoamérica, según un reporte presentado por Tendencias Digitales sobre como conectar tu marca con los millennials, representa un 30 % de la población. Y según una proyección de la consultora Deloitte, en 2025, representarán el 75 % de la fuerza laboral del mundo.

Millennials inmobiliarios
Los millennials inmobiliarios son los nacidos entre 1981 y 1995. Jóvenes entre 20 y 35 años que enfrentaron su adultez con la llegada del nuevo milenio.

Forbes los ha calificado como la futura generación de consumidores y usuarios. Y son justamente quienes están dando pasos claves en el mercado inmobiliario.

Los Millennials inmobiliarios están experimentando esa sensación de que es momento de mudarse a otra casa y obtener un ingreso de la primera.

 

Tal vez sea debido a un cambio de trabajo, la llegada de un niño (o más hijos), un matrimonio o divorcio, o que simplemente no les gusta donde viven. Los millennials nunca están conformes.

Millennials inmobiliarios
Forbes los ha calificado como la futura generación de consumidores y usuarios.

Muchos dueños de casas (millennials inmobiliarios) – que representan la mitad de todos los compradores de vivienda en estos días- están listos para dar ese paso.

 

Si tú eres uno de ellos, debes tomar una decisión: ¿Vendes tu  primera casa, te aferras a ellas o la arriendas?

Pedro Ruiz, millennial y dueño de casa, arrendó su primer hogar en Las Condes durante tres años mientras vivía en su segunda casa en Chicureo.

Su objetivo, al igual que la mayoría de quienes deciden dar este paso, era obtener ingresos adicionales. La idea le resultó. Hoy tiene una tercera propiedad en el sector.

Suena bastante simple, pero hay muchos factores que debes sopesar para tomar esta decisión importante.

Millennials inmobiliarios
Muchos dueños de casas (millennials inmobiliarios) – que representan la mitad de todos los compradores de vivienda en estos días- están listos para dar ese paso.

 

  • Beneficios financieros

Además de tener la posibilidad de hacer algo de dinero con el arriendo de tu primera vivienda, la compra de una segunda, es una manera de construir una cartera de inversiones de bienes raíces.

Los millennials, en particular, suelen estar en una buena posición para hacer esto. Tienen mayor acceso a los créditos y pueden convertir su residencia principal en un alquiler y pagar la hipoteca de la segunda con ese dinero.

El obstáculo financiero que deberán enfrentar, es si tienen o no la clasificación para una segunda hipoteca. En principio, es quizás difícil. Pero si presentan el contrato de arrendamiento de la primera casa, antes del cierre de  la segunda, el banco  podría considerar que una parte de esas rentas futuras cuenten como ingreso en su cálculo de los ratios de deuda-ingreso.

Millennials inmobiliarios
Los millennials tienen mayor acceso a los créditos y pueden convertir su residencia principal en un alquiler y pagar la hipoteca de la segunda con ese dinero.

 

  • La propiedad en arriendo

Antes de realizar cualquier movimiento para convertir tu hogar en un arriendo, es necesario evaluar si su casa es rentable.

En términos generales, una vivienda de uno a tres dormitorios es más fácil de arrendar que una más grande. Es necesario que investigues qué están buscando los arrendatarios.

Quizás la mejor manera de determinar si tu casa es  ideal para arrendar,  es reunirte con un profesional y crear una estrategia integral adaptada a tu situación individual y de mercado.

Millennials inmobiliarios
En términos generales, una vivienda de uno a tres dormitorios es más fácil de arrendar que una más grande. Es necesario que investigues qué están buscando los arrendatarios.

 

  • ¿Cómo evaluar las tasas de arriendo

Las tarifas de arriendo varían en gran medida, especialmente con respecto a las viviendas unifamiliares y condominios.

Una manera confiable para determinar la renta, es buscar en el mercado en cuánto están valoradas las propiedades  similares a la tuya.

Quizás el aspecto más difícil de arrendar tu primer hogar es ser un propietario por primera vez. Puedes incurrir en gastos que van más allá del pago de la hipoteca.

  • Sabias palabras para un millennials

Cuando se trata de arrendar tu casa para obtener un ingreso adicional debes hacerlo sin temor. La filosofía debe ser “comprar y mantener, es casi siempre una buena idea”.

Pero es importante que analices realmente tu situación antes de dar ese paso. Si el mercado hace más difícil hallar tu segundo hogar, es mejor que esperes un tiempo.