Los 7 sentimientos que experimentan los nuevos propietarios

Los 7 sentimientos que experimentan los nuevos propietarios

Hay sentimientos que experimentan los nuevos propietarios. La compra de la primera casa puede ser estimulante, aterradora o abrumadora. Es algo que no se puede describir.

 

Hemos definido 7 sentimientos que experimentan los nuevos propietarios al momento de adquirir su primer hogar.

 

1-Sentirse realizados

La compra de una vivienda por primera vez te hace sentir que maduraste lo suficiente para enfrentar esta nueva etapa. Ser dueño es muy diferente a cualquier otra estatus en la vida. Nada es comparable.

Cuando te entregan las llaves,  ese acto resulta indescriptible. Tras una gestión complicada, ves por fin materializado el sueño de tener tu propia casa.

 

2-La alegría de no ver más a un propietario

Si fuiste arrendatari@, seguramente te tocó lidiar con el propietario. Hay quienes dicen que terminan siendo como tus padres.

Cuando te liberas de él o ella, te sientes como un adulto porque ya no tendrás a nadie vigilando tus movimientos o limitando tus decisiones.

Lo irónico será que, cuando tengas tu nueva casa, serás súper cuidad@s e intentarás no dañar nada. Te volverás un verdadero maniático del hogar.

 

 

3-Las compras excitantes para la casa

Es increíble la cantidad de cosas que comienzas a comprar para tu nuevo hogar. Podrías pasar horas largas en cualquier tienda buscando aquellos elementos que le darán ese estilo que tantos deseas. ¡No te importará gastar tanto! Lo que quieres es tener todo para que tu casa luzca de maravilla.

 

4-Pasión por la decoración

Antes de comprar una casa, seguramente jamás prestaste atención a las revistas de decoraciones o no viste ningún programa en Casa Club TV.

Después de comprar, resulta que te conviertes en el mejor decorador o decoradora de Santiago.

Es en ese momento cuando comienzas a entender de colores, texturas, combinaciones, estilos y vas poco a poco delineando cómo debe verse tu casa y qué cosas necesitas para lograr ese objetivo.

5-La emoción de ser anfitriones

No hay nada más placentero que hacer el open house o ver el primer partido de fútbol de tu equipo favorito en tu nueva casa.

 

Esa emoción nadie te la puede quitar. Seguramente vas y compras mucha comida, invitas a tus amigos y diseñas una lista de reproducción en Spotify. Así son los sentimientos que experimentan los nuevos propietarios.

 

Querrás tener todo en orden para recibir a tus invitados y ser un gran anfitrión.

Es una gran fiesta que vivirás por primera vez, pero que se irá repitiendo a lo largo del tiempo. Con casa nueva, siempre habrá algo que celebrar.

6-Miedo al sucio

La primera casa es como tener un auto nuevo. Defines reglas y un estilo de vida que siempre buscará conservar los diferentes espacios que componen tu hogar.

Quizás estas normas no se cumplan del todo, pero harás hasta lo imposible para que eso no ocurra.

 

Te convertirás en un verdader@ dueñ@ de casa: limpiarás, limpiarás y limpiarás hasta el cansancio. No descansarás hasta que todo quede brillante. Esos son los sentimientos que experimentan los nuevos propietarios.

 

7-La sensación de que algo se rompió

No hay nada más aterrador que cuando algo se rompe por primera vez en el hogar. Cuando eso ocurre, sentirás un gran golpe en el corazón y que el mundo terminó para ti.

Sí, así de exagerados son los nuevos dueños. Una vez que sobrevives al primer incidente, los próximos no te generarán tanto impacto porque ya estás sumergido en la cotidianidad.

 

 

La compra de la primera casa es el momento más grande de la vida. Reirás, llorarás, te enojarás, etc. Son estos algunos sentimientos que experimentan los nuevos propietarios.

Todas esas emociones irán quedando en el recuerdo, pero configurarán una etapa importante de tu vida.  ¡Bienvenidos a esta hermosa etapa!