Casa en arriendo en Vitacura: Arquitectura mineral y vegetal

La casa de la semana: Arquitectura mineral y vegetal

La propiedad de esta semana es una casa en arriendo en Vitacura.

Durante esta semana se estuvo desarrollando en Nueva York la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas. Un nutrido grupo de Jefes de Estado y de Gobierno ofrecieron su visión sobre cómo resolver la problemática ambiental.

El calentamiento global tiene fuerza destructiva y es necesario lograr soluciones que le pongan fin a corto plazo.

China y Estados Unidos, que juntos son responsables del 40% de las emisiones de carbono del mundo, reconocían ante el plenario, la necesidad de avanzar en la aplicación del acuerdo sobre el cambio climático para reducir las emisiones de CO2. Éste exhorto ocurrió justamente tiempo después de que ambos países ratificaran en París su compromiso de reducir sus gases contaminantes.

 

casa en arriendo en Vitacura
China y Estados Unidos, que juntos son responsables del 40% de las emisiones de carbono del mundo, reconocían ante el plenario, la necesidad de avanzar en la aplicación del acuerdo sobre el cambio climático para reducir las emisiones de CO2.

 

El acuerdo prevé mantenerla muy por debajo de los 2C (36F) y proseguir los esfuerzos para limitar a 1,5C (27F). La meta es compleja y nos plantea un desafío.  Nos toca a nosotros estar a la altura para lograr cumplirlo.

 

Ustedes se preguntarán por qué dediqué esta primera parte a la necesidad de avanzar hacia la consolidación de una cultural que tienda más a la conservación y no a la destrucción.

 

Es que cuando me contaron que debía escribir sobre la casa de esta semana, y comencé a evaluar cada uno de sus detalles, comprobé que sin duda es una arquitectura que asume de forma consciente su responsabilidad ambiental.

 

casa en arriendo en Vitacura
Esta casa en arriendo en Vitacura tiene la particularidad de que logra una armonía entre lo vegetal y lo mineral.

 

Es interesante encontrar iniciativas residenciales que de alguna manera reflejen este tipo de compromiso. Por muy minúsculo que sea su aporte, es increíble que hoy estemos hablando de propiedades que sean sustentables y sostenibles en el tiempo.

Esta casa en arriendo en Vitacura tiene la particularidad de que logra una armonía entre lo vegetal y lo mineral. Sus cielos de bambú, vigas a la vista y el concreto, delinean su personalidad.

 

casa en arriendo en Vitacura

 

Las viviendas del mundo de hoy -la gran mayoría- están aún insertas dentro de esos parámetros donde el concreto lo es todo. Quizás los nuevos tiempos nos están exigiendo una dieta, porque estamos demasiado mineral.

 Si China y Estados Unidos decidieron dar ese paso importante de comprometerse a ser más conscientes con el medio ambiente, por qué nosotros en el sector inmobiliario no podemos serlo.

 

Un amigo me contó alguna vez que el bambú para la religión budista representaba la compañía y la amistad. Los cielos de esta propiedad son un reflejo de la fidelidad. Son guerreros sobrevivientes del tiempo. Esa es la conciencia ciudadana que debe prevalecer sobre nuestro entorno.

 

casa en arriendo en Vitacura
Sus vigas a la vista le confieren un toque rústico, moderno y acogedor.

 

Viven con la mirada al cielo, pero con los pies firmes sobre la tierra. Este material nativo hace versátil y tradicional esta casa en arriendo en Vitacura.

 

Sus vigas a la vista le confieren un toque rústico, moderno y acogedor. Tiempo atrás la gente las quitaba porque les parecían pocos atractivas, en pleno siglo XXI, esa idea cambió, y ahora son el elemento decorativo transversal de la mayoría de los espacios de cualquier casa que goce de la oportunidad de tenerlos.

 

casa en arriendo en Vitacura
Sus vigas a la vista le confieren un toque rústico, moderno y acogedor.

 

No es una arquitectura tradicional. El estilo chileno vanguardista la hace ser muy atractiva.

Sus terminaciones están muy bien cuidadas y ciertos rasgos renacentistas se dejar colar en algunos sectores. Sobre todo, me entusiasma ver tanto verde y cómo este logra acoplarse con el resto.

 

Conoce más de esta casa:  Fina y acogedora casa en Santa María Manquehue

 

Me emociona además que cada vez más estemos incorporando en nuestro catálogo propiedades que contribuyen con el medio ambiente.

Es estupendo saber que existen arquitectos que tienen sensibilidad ambiental. Un equilibrio entre la arquitectura mineral y vegetal debe ser la meta final.