Carolina Undurraga: arrendamos una casa sin necesidad de verla

Carolina Undurraga: arrendamos una casa sin necesidad de verla

“No podemos dejar de reconocer que gracias a la Realidad Aumentada arrendamos una casa en Santiago”, cuenta. 

Carolina Undurraga es de origen español. A su marido le notificaron hace un par de meses que debía trasladarse a Chile para cumplir durante un año una rigurosa agenda de trabajo.

Desde el primer momento en que se dio por enterada de esta noticia, y en medio del temor que implica hacer vida en un país distinto, inicio las labores de búsqueda de una propiedad.

“Como familia, buscábamos vivir en un sector tranquilo, consolidado, con buena conectividad, seguridad y una amplia gama de servicios. También nos gusta esquiar, por lo que consideramos primordial que la casa estuviese cercana a los diferentes espacios que Chile ofrece para llevar adelante este entretenimiento”, asegura Carolina.

No les llevó mucho tiempo tomar la decisión. Aprovecharon diferentes herramientas para realizar una investigación exhaustiva de los sectores potenciales y del tipo de propiedad que deseaban.

 

“Desde el primer momento supimos que no queríamos departamento, porque ya estábamos acostumbrados a vivir en casa en España. Lo complicado fue decidir sobre el sector. Siempre estuvimos entre Vitacura y Lo Barnechea, pero al final, evaluando tiempos, cercanía de colegios y trabajo, nos decidimos por Lo Barnechea, así que arrendamos una casa allí”, sentencia.

 

Tomando en cuenta la exitosa gestión que los Undurraga llevaron a cabo, les pedimos que le dieran 4 consejos a aquellos que, como ellos, deben dejar su tierra para iniciar su vida en otro destino.

 

Carolina Undurraga: arrendamos una casa sin necesidad de verla
4 consejos para quienes deben migrar a otro país.

 

  1. Entiendan cómo funciona el barrio

Carolina recomienda investigar de forma exhaustiva los diferentes sectores donde es posible hacer vida.

“Es importante que determines qué deseas tener cerca de tu nuevo hogar: el trabajo o el colegio de los niños. En función a eso, podrás definir cuánto tiempo requieres para trasladarte de un lugar a otro”, sugiere.

Carolina comenta que para ellos fue primordial que la casa estuviera cerca del colegio de sus dos hijos, y que además tuviese acceso a centro comerciales, supermercados, transportes, entre otros. “Mi marido y yo odiamos andar en auto.  Por eso consideramos que era importante tener otras formas de traslado”, afirma.

 

  1. Utilizar las redes sociales para llegar a conocer un barrio

“Si no conoces la zona o a una persona que viva allí, los medios sociales pueden ser otra gran herramienta para obtener una visión cercana del lugar”, asegura.

Hoy en día, la mayoría de los barrios, comunidades y pueblos tienen sus propias páginas de Facebook. Toma ventaja de ellos y pregunta acerca de los colegios, parques cercanos o espacios verdes, y otros factores que son importantes para mantener el mismo nivel de vida que llevabas en tu país de origen.

“Pese a que arrendamos una casa, aún formo parte de estos grupos, y de verdad no me arrepiento de la decisión que tomamos.  De verdad, ayudan mucho. ¡Muy útil!”

 

Carolina Undurraga: arrendamos una casa sin necesidad de verla
Hoy en día, la mayoría de los barrios, comunidades y pueblos tienen sus propias páginas de Facebook.

 

  1. Navegar por la web

“Una vez que ya tenía decidido el sector, inicié a evaluar las opciones de casa que los diferentes portales inmobiliarios ofrecían”, cuenta.

Fue allí cuando Carolina se topó con Invictus.Click, con quien descubrió que no era necesario estar presente en Chile para elegir la casa de sus sueños, sino que, a través de la Realidad Aumentada, podía obtener una mejor perspectiva.

“Estaba fascinada con la herramienta. Me permitió ver cualquier detalle, su distribución, orientación, terminaciones, entre otros. Realmente es increíble que el mercado de bienes raíces esté apostando por un recurso de este tipo, que te ahorra el tener que visitar la casa para decidir si es la correcta. Puedo decir que arrendamos una casa que se ajusta a lo que deseábamos”, afirma.

 

  1. Confianza en el proceso, confían en tu instinto

“Cuando no puedes viajar con anticipación, debes confiar en tu agente inmobiliario y en tu instinto. De verdad, no me arrepiento de haberlo hecho, porque los resultados que obtuvimos fueron increíbles. Hoy en día mis hijos están felices, disfrutando de su nueva vida y estamos ansiosos de que llegue el invierno para ir a la nieve”, desea.

El cambio a una nueva ciudad requiere un poco de fe para aliviar mucho el estrés. “Nosotros arrendamos una casa sin necesidad de exponernos a presiones innecesarias”, completa.

“Todos tenemos una vida ocupada y no podemos estar siempre presente para ver una casa. Debemos aprovechar las herramientas tecnológicas que el mercado está incorporando para mejorar su servicio. La realidad aumentada cambió para siempre mi manera de hacer una gestión inmobiliaria”, finaliza.